La base para obtener un cultivo con éxito es, la calidad del suelo cultivado. En función de esto, será necesario :
• mejorar sus cualidades físicas y químicas,
• elegir los vegetales adecuados,
• adaptar la forma de trabajarlo y de mantenerlo.ç
Se distinguen 5 tipos de suelo :
1 – El suelo calcáreo
Una tierra ligera y clara.
Un suelo difícil de cultivar : retiene poco el agua y las materias nutritivas.
2 – El suelo arenoso o ligero
Un suelo pobre, con tendencia ácida poco formable donde escasea el humus.
3 – El suelo arcilloso o pesado
Un suelo compacto, con poco espacio para el aire y el agua. Se seca con lentitud. Caracterizado por su insuficiente capacidad de absorbencia.
4 – La tierra franca
El suelo idóneo para el cultivo del jardín. Esta tierra contiene arena en cantidad adecuada para ser porosa, aireada y absorbente, además, con arcilla suficiente para retener por tiempo seco la humedad y con ello los elementos fertilizantes.
5 – El suelo humífero
Una tierra superficial.
Un suelo ligero fácil de trabajar.

Leave your thought here

X